De acuerdo con el reporte “Situación y Perspectivas de la Industria de la Construcción en México para 2019” por parte de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) serán: la construcción industrial, la edificación residencial para estratos medios y altos, la infraestructura turística así como la edificación comercial y de servicios aquellas ramas que impulsen este sector.

Tren

Aunque no está confirmado, se tienen previsto que las obras que encabecen este crecimiento sean el: nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el desarrollo de un ferrocarril de carga en la región del Istmo de Tehuantepec, la construcción del Tren Maya en Cancún y la edificación de caminos rurales en Oaxaca.

Sin embargo, la reconstrucción de inmuebles dañados tras los sismos de septiembre de 2017, el desarrollo urbano en colonias marginadas de la Ciudad y Estado de México y la construcción de una refinería en Tabasco son proyectos que también juegan un papel primordial en las expectativas de crecimiento.

En los próximos años, la tarea más importante que se debe lograr con la participación del sector público y la iniciativa privada es eficientar el uso de los recursos destinados al desarrollo de infraestructura, atendiendo principalmente aquellas áreas de oportunidad que permitan aumentar la competitividad del país: tales como suministro de gas, petroquímicos y electricidad, telecomunicaciones, puertos, aeropuertos y carreteras.

Según la Cámara Méxicana de la Industria de la Construcción existen también factores de riesgo que pudieran frenar el crecimiento de este sector, entre ellos: otro aumento a los precios del petróleo, una reducción de la plataforma de producción petrolera, falta de congruencia en el diseño de la política de ingresos y egresos de la federación en 2019 y la continuación de presiones inflacionarias.

Lo anterior, sin considerar que tradicionalmente las ventas se desaceleran en el primer trimestre de año de un nuevo sexenio, ya que el cambio de estafeta genera un rompimiento en las dinámicas y puede llevar varios meses para que los nuevos funcionarios instrumenten políticas de impulso al sector.

Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) dijo en entrevista con Excélsior que, si bien la cifra incluida en el presupuesto implica un crecimiento para 2019; equivalente a 676 mil 377 millones de pesos; éste es menor a lo esperado por los constructores y alejado de los registrado en años previos.

Ramírez Leal, considera insuficiente lo propuesto para inversión física en 2019, “el sector de la construcción ajustará a la baja sus expectativas de crecimiento para este año ya que el presupuesto para inversión física propuesto por el Ejecutivo en el Paquete Económico representa sólo 2.7% del Producto Interno Bruto, frente a máximos históricos de 5 por ciento”, advirtió.

A pesar de que los recursos propuestos en inversión física presupuestaria para 2019 registrarán un crecimiento de 2.5 por ciento en términos reales con relación a lo aprobado en 2018, estos montos se encuentran alejados de los registrados en años previos: En 2014 y 2015 la inversión física presupuestaria como proporción del PIB representó el 4.7 y el 4.5 por ciento respectivamente, según un análisis del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción.

Al respecto, Juan Carlos Flores Domenzain, fundador y CEO de UBIK, plataforma que permite conectar a nivel nacional a las personas que participan en el desarrollo de un proyecto con los arrendadores de maquinaria o equipos especializados de diversas industrias, la cual contribuye al crecimiento de la industria de la construcción de manera factible ya que propicia la comunicación entre los actores involucrados en el proceso de obra

Para este 2019 se espera un crecimiento en la industria de la construcción del 2.5% de acuerdo con datos del Centro de Estudios del Sector de la Construcción (CEESCO).

Last modified: 9 mayo, 2019

Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.