Las construcciones de todo tipo pueden representan riesgos potenciales para todos los involucrados en ellas. En muchos casos se pone en riesgo a los trabajadores, a terceros que puedan verse afectados, al patrimonio de los profesionales e incluso al contratante. Los seguros juegan un papel importante en esta actividad, que aunque hoy pasa por una grave desaceleración, pueden ser un parteaguas al momento de un imprevisto.

De acuerdo con información del portal 20 minutos, México mantiene bajos índices de contratación de seguros para la construcción. La empresa Riesgos de Lockton México advierte que los grandes corporativos los adquieren, mientras que las medianas empresas no consideran esta protección.

El director ejecutivo de Riesgos de Lockton México, Ricardo Alvarado, explicó en entrevista que existen dos tipos de proyectos que cuentan con seguros de construcción, los que son hechos por el gobierno y que obligatoriamente deben de contar con un seguro y proyectos realizados por la industria privada.

“Dentro de este último sector, solamente es común que se aseguren los grandes corporativos, las empresas medianas por lo general buscan un seguro meses o hasta años después sólo si es que se presentan desperfectos en la estructura que puedan provocar desgastes, colapsos o accidentes,” dijo en un comunicado.

Tras los sismos ocurridos en 2017 y el derrumbe de una plaza comercial en 2018 en la Ciudad de México, es imprescindible que los dueños de inmuebles y empresas constructoras estén preparados para hacer frente a cualquier eventualidad y proteger sus bienes inmuebles con las coberturas y planes que mejor se adapten a sus necesidades, consideran los expertos en el tema.

Las organizaciones públicas y privadas responsables de la construcción debieran asesorarse con un experto para que les ayude a identificar los riesgos a los que están expuestos y con base en sus necesidades desarrollar un programa de prevención. Por ello, Alvarado abundó que, es importante destacar que este seguro debe ser contratado antes de iniciar cualquier proyecto de construcción.

Luis Romero, un constructor ecuatoriano que se ha desempeñado como gerente de seguridad industrial en grandes proyectos, admite que “generalmente no se aseguran las obras a cargo de empresas públicas o privadas”. Explica que en el caso de los proyectos privados, tomar un seguro depende de los dueños o de los promotores, mientras que en la obra pública “generalmente la aseguran una vez que esté terminada la construcción, el edificio pero no en el proceso de construcción”.

Por su parte Alvarado complementó que, “se debe acudir a un experto antes de poner la primera piedra ya que este tipo de seguro es uno de los más complejos en el mercado pues generalmente quien construye el edificio no es quien lo diseña por lo que las mínimas variantes entre el diseño y la construcción pueden generar un riesgo alto para el dueño de la obra”.

En Ecuador, el terremoto del 16 de abril de 2016 marcó un antes y un después en la toma de seguros para viviendas y otros bienes. Empresas como Tecniseguros han expuesto que luego del sismo los ecuatorianos han visto la necesidad de contar con un seguro que cubra además de desastres naturales, diversos siniestros. No obstante, a más de un año de la catástrofe, el aumento de la contratación de pólizas que cubran daños por viviendas es mínimo, estiman otras empresas como Seguros Cóndor.

Los seguros de construcción cuentan con dos principales coberturas: daños al bien patrimonial y daños a terceros; otro tipo de cobertura generalmente incluida dependiendo del tipo de inmueble, es el riesgo de responsabilidad civil profesional el cual está enfocado en temas de errores de cálculo, errores de diseño, distribución, estudios y selección adecuada de materiales, entre otros.

El seguro de construcción puede cubrir, según la póliza, el inmueble completo desde el primer día de la obra, hasta las herramientas y materiales que utilizan los trabajadores y terceros que pudieran llegar a tener un accidente dentro de la construcción.

Por su parte UBIK; una plataforma mexicana que permite conectar a nivel nacional a las personas que participan en el desarrollo de un proyecto con los arrendadores de maquinaria o equipos especializados de diversas industrias es un ejemplo de innovación avalado por la empresa Primeros Seguros, con la cual ha creado una alianza para crear un servicio enfocado en las necesidades del proyecto y que cubre a todas las partes involucradas.

Last modified: 13 septiembre, 2019

Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.