La distancia y la altura pudieran parecer poco significativas, pero no lo son si hablamos del primer vuelo en territorio mexicano, el cual es recordado a más de un siglo de su acontecer. Alberto Braniff recorrió kilómetro y medio a 26 metros de altitud el 8 de enero de 1910.

La proeza de Braniff tuvo tal impacto que alentó a otros a intentar la hazaña y fueron los hermanos Juan Pablo y Eduardo Aldasoro quienes en 1912 lograron construir el primer motor de explosión para un avión en México. En 1915 crearon la Escuela Militar de Aviación y los Talleres Nacionales de Construcción Aeronáutica que se ubicaban en lo que era la hacienda de Balbuena.

Historia de la Industria Aérea en México

El presidente Porfirio Díaz, “no tuvo mucha fe en los aviones para el arte de la guerra. En  cambio, en una exhibición del 30 de noviembre de 1911, se presentó el presidente Madero en los llanos de Balbuena; el piloto francés George Dyott, lo invitó a realizar un recorrido en su aparato Duperdussin. Madero aceptó. El vuelo duró cuatro minutos y Madero se convirtió en el primer mandatario en funciones en viajar en avión”, informa el historiador Rafael Hernández Ángeles,  jefe de atención al usuario y control de acervos de la Biblioteca de las Revoluciones de México del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM).

En 1917 el  piloto Horacio Ruiz Gaviño voló por primera vez una aeronave completamente fabricada en México: un biplano tipo Serie A con un motor Aztátl y una hélice Anáhuac. Las estadísticas dicen que entre 1915 y 1920, los Talleres Nacionales de Construcciones Aeronáuticas construyeron 58 aeronaves.

Con el transcurrir de los años, la industria aeronáutica en México pasó de emplearse sólo en demostraciones aéreas para ocuparse en la lucha armada, correo y transportación de periódicos. El 12 de julio de 1921, la Compañía Mexicana de Transportación Aérea logró un permiso para trasladar pasaje a una o dos personas en aviones de muy baja capacidad.

Sin embargo, fue el presidente Álvaro Obregón quien otorgó concesiones de navegación aérea para los servicios de transporte aéreo.

En 1924 George L. Rhil, creó la Compañía Mexicana de Aviación en Tampico, que más tarde se asoció con la Compañía Mexicana de Transportación Aérea para crear Mexicana de Aviación, que se convirtió en la cuarta aerolínea más antigua del mundo en servicio.

Industria Aérea México

Otra línea importante fue Aeronaves de México (Aeroméxico), creada en 1934 por Antonio Díaz Lombardo. Su primer vuelo ocurrió en el mismo año y fue de la Ciudad de México al puerto de Acapulco en un avión Stinson SR, que llevó como piloto a Julio Zinser.

La actividad aeronáutica creció mucho en nuestro país: El Universal del 12 de octubre de 1928 documenta: “México ocupa el segundo lugar en Aviación en América y el quinto a nivel mundial.” Y es que un año antes, la Oficina de Aviación Civil pasó a ser Departamento de Aeronáutica Civil y en septiembre de ese mismo año inició la construcción del Aeropuerto Aéreo Central de la Ciudad de México.

El primer día de diciembre de 1943 se inauguró lo que constituyó el primer centro docente para formar pilotos civiles: la Escuela de Aviación Cinco de Mayo. Se hizo indispensable crear reglamentos como el de Aeronaves Civiles, el de Telecomunicaciones Aeronáuticas y Radio ayudas, el de Búsqueda y el de  Salvamento e Investigación.

Panorama Actual Industria Aérea México

PANORAMA ACTUAL

Como es sabido, la industria aeronáutica en México ha registrado un importante crecimiento en los últimos años alcanzando exportaciones superiores a los cuatro mil millones de dólares. Por otra parte, la presencia de empresas de la industria en el país también se ha incrementado de manera considerable.

En México existen alrededor de 320 empresas del sector aeroespacial, se estima que 80% se dedica a la manufactura y el resto a diseño e ingeniería. Gracias a esto, nuestro país figura en el top 15 de proveedores de dicha industria a nivel global.

En opinión de Bruno Juanes, socio responsable de innovación y manufactura de Deloitte Consulting México, se está avanzando en el camino correcto, pues el sector tiene un crecimiento sólido, genera más de 3,000 empleos de valor añadido en todos los aspectos del ciclo de esa industria y genera exportaciones por más de 5,500 millones de dólares (mdd).

Por lo anterior aumenta la demanda de ingenieros en nuestro país. En México cada año se requieren 30 mil ingenieros para proveer la industria, de los cuales en México sólo egresan 20 mil jóvenes. Además, según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) señala que de las 10 carreras mejor pagadas en nuestro país, dos corresponden a las áreas de ingeniería.

Ingeniero Aeronáutico

Según datos de la Secretaría de Educación Pública las áreas con mayor crecimiento en cuanto a demanda de ingenieros en los años venideros serán las ingenierías en telecomunicaciones, robótica, mecatrónica y electrónica, ello debido al desarrollo tecnológico que se mantiene en auge para diversas aplicaciones.

Las profesiones con salarios altos se encuentran en las zonas con industrias de alto valor y en crecimiento. “Del Bajío, te puedo decir que, gracias al impacto territorial de la industria, se está haciendo una obligación, por decirlo así, pagar mejor, porque hace 10 años no ofrecían lo mismo que ahora por el talento, para retenerlo, para atraerlo”, explica Salvador de Antuñano, director de Recursos Humanos de Adecco México.

UBIK, una startup mexicana, fundada en 2018 por Juan Carlos Flores y Ana Graciela Rodríguez Velázquez, permite conectar a nivel nacional a las personas que participan en el desarrollo de un proyecto con los arrendadores de maquinaria o equipos especializados de diversas industrias de forma fácil, rápida y segura, así como fomentar la productividad y la competencia leal bajo un marco legal. Generando de esta forma una mayor oportunidad al competir en el mercado y una apertura comercial a nuevas empresas, apoyando el crecimiento en zonas con industrias de alto valor.

Last modified: 15 mayo, 2019

Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.