Cosas como robots autónomos, carreteras inteligentes, impresión 3D y concreto que se cura por sí solo, son sólo algunas de las posibles tecnologías que podremos ver en la industria de la construcción en un futuro cercano.

Construcción con robots autónomos

Construcción con robots autónomos

Una realidad es que nadie quiere ser sustituido en su trabajo por una máquina, pero los robots- obreros en la construcción pueden ser una posibilidad a no muy largo plazo.

Los primeros avances para la creación de este tipo de robots se inspiran en las colonias de termitas. Estos robots serán capaces de auto-organizarse y de trabajar en equipo para construir estructuras. Los planos de la construcción se instalarían en los robots, junto con un reglamento de cosas que “no se deben hacer” durante el trabajo.

El beneficio de estos robots-obreros sería la capacidad para construir en locaciones de difícil acceso para los humanos, la desventaja principal sería la pérdida de empleos.

Uno de los primeros prototipos fue presentado en el 2015, durante el evento World of Concrete. Este robot, llamado SAM (Semi-Automated Mason), tenía la capacidad de construir muros de cemento y ladrillo a una velocidad de 3,000 ladrillos diarios, esto es a una velocidad 6 veces mayor que un obrero humano regular. ¿Increíble no?

Impresión 3D

Impresión 3D

Esta tecnología ya es parte de nuestro presente. Actualmente existen impresoras 3D para construir casas y construcciones pequeñas.

De hecho, sabías que una de las primeras estructuras de este tipo se construyó en Rusia. El proceso de impresión tomó tan solo 24 horas y es muy similar a otros proyectos de esta naturaleza en arquitectura. La idea es simplemente poner una impresora 3D, que se asemeja a una máquina industrial, la cual usa cemento para generar las partes que requiere, en este caso las paredes, e imprimir finalmente las mismas, capa a capa, de cemento. El costo total de esta obra fue de aproximadamente $10,134 dólares. Lo cual en el ramo se considera un precio por debajo de la media.

Carreteras Inteligentes

Carreteras Inteligentes

Este tipo de carreteras incorporarían tecnologías que permitirán que las baterías de los carros eléctricos se recarguen mientras circulan. El beneficio sería el disminuir la necesidad de parar a cargar combustible o a recargar las baterías, así como disminuir el consumo de combustibles fósiles.

Otra propuesta a estas carreteras inteligentes es la creación de caminos solares. Los ingenieros Scott y Julie Brusaw han estado investigando y desarrollando esta posibilidad desde el año 2006, su meta es reemplazar el pavimento tradicional con paneles solares que encajan entre sí, que pueden generar electricidad a la vez que proveen una superficie sustentable sobre la cual se transportarán los vehículos.

Sin embargo; aunque los beneficios de este tipo de carreteras suenan maravillosos, el costo aún sigue siendo un elemento a considerar. La carretera para bicicletas que se construyó en Holanda tuvo un costo estimado de $3.7 millones de dólares.

Incluso, un estudio reciente reveló que migrar hacia carreteras inteligentes aumentaría los costos de mantenimiento de los caminos en un 40%, lo anterior significa que, si bien las carreteras inteligentes son una excelente opción, por el momento se encuentran lejos de poder ponerse en marcha alrededor del mundo.

Concreto que no necesita curarse

Este concreto sería una mezcla de concreto tradicional con cápsulas de silicatos sódicos que, al romperse, liberarían un agente en forma de gel que se endurecen para rellenar las posibles grietas cuando estas ocurran. Las ventajas de esta tecnología serían la eliminación de las grietas en el concreto y disminuir significativamente los costos de mantenimiento.

Dióxido de Carbono como material para la construcción

Un grupo de ingenieros biológicos del MIT experimentan con nuevos métodos para convertir las emisiones de dióxido de carbono en carbonatos sólidos y materiales de construcción útiles. Estos materiales podrían representar una nueva alternativa para el uso del vidrio.

Concreto que no necesita curarse

Pavimentos porosos u hormigón permeable

Dentro de esta categoría entrarían también los concretos permeables, que, aunque ya han sido utilizados en la industria de la construcción, aún no son un material aceptado actualmente. Los pavimentos permeables, o porosos, pueden contribuir a evitar las inundaciones y también podrían disminuir la necesidad de construir estanques para almacenar agua.

Internet de las cosas

Internet de las cosas

El sector inmobiliario tiene cada vez más relación con el llamado “Internet de las Cosas”. Desde casas particulares a oficinas, pasando por centros comerciales, cada vez más consumidores quieren apropiarse de casas inteligentes, un concepto muy relacionado con la conectividad de dispositivos cotidianos como el teléfono móvil.

Ante la demanda de casas autónomas, ya están aplicándose estas funciones en la construcción, como termostatos que se apagan o encienden gracias a sensores que determinan si hay personas dentro de la casa o no, teléfonos móviles que sirven para encender electrodomésticos, subir o bajar persianas, poner en marcha aparatos eléctricos a una hora determinada o desconectarlos si hay sobrecarga en la red.

Por tanto, nuestras viviendas estarán cada vez más relacionadas con la tecnología y contarán dentro de no mucho tiempo con dispositivos inteligentes que decidirán muchas de las acciones cotidianas que realizamos en nuestro hogar.

BIM

Como todo en esta vida, la construcción necesita evolucionar y adaptarse a las nuevas tecnologías y gracias al BIM podemos conseguirlo y así ser más competitivos al poder optimizar tiempos y recursos.

La tecnología BIM (Building Information Moeling) es ya una realidad en el mundo de la construcción para generar proyectos de edificación con un alto valor añadido, permitiendo optimizar los costes y tiempo de dedicación a la elaboración de los proyectos y posteriormente a la ejecución de estos.

El BIM es una metodología de trabajo en el proceso de generación y gestión de datos del edificio durante su ciclo de vida (geometría del edificio, las relaciones espaciales, la información geográfica, propiedades de los componentes….), utilizando software dinámico de modelado de edificios en 3D y en tiempo real, para disminuir la pérdida de tiempo y recursos en el diseño y la construcción, permitiendo también compartir la información entre todos los agentes intervinientes y la colaboración efectiva entre los mismos.

Será obligatorio en las licitaciones de edificación en 2018 y en obra civil en 2019 y se prevé que su mercado alcanzará los 10.000 millones a nivel mundial en 2022.

Realidad Virtual en la industria de la construcción

Realidad Virtual

Por último, esta innovadora técnica ligada a la tecnología sensorial es un término que se aplica a entornos simulados mediante la más avanzada tecnología informática que puede trasladar una determinada presencia física en cualquier lugar del mundo real, así como en mundos imaginarios.

La mayoría de los entornos actuales de realidad virtual suponen extraordinarias experiencias visuales, pero, además, algunas simulaciones incluyen información sensorial, como el sonido transmitido a través de altavoces o auriculares.

En el ámbito de la construcción podremos reproducir una vivienda existente que podrá visitarse sin necesidad de desplazamientos o la recreación de espacios virtuales de edificaciones futuras y así tener la idea exacta de lo que queremos que nos construyan.

UBiK

Una tecnología mexicana que está abriendo espacio en el área de la construcción, pues permite conectar a nivel nacional a las personas que participan en el desarrollo de proyectos con los arrendadores de maquinaria o equipos especializados de diversas industrias de forma fácil, rápida y segura, así como fomentar la productividad y la competencia leal bajo un marco legal.

De hecho, UBiK divide su oferta en nueve sectores: aeronáutico; construcción; forestal; minería; agrícola; medicina y laboratorio; equipo especial; marítimo y anfibio; y por último petróleo, gas y energía.

Esta plataforma busca concentrar maquinaria y equipos especializados para satisfacer las necesidades que plantea el mercado, crear oportunidades de negocio para quienes desean maximizar la inversión realizada en un activo fijo y facilitar a los usuarios la búsqueda y proceso de renta en línea propiciando la convivencia interpersonal en un entorno seguro, transparente y certero.

UBiK cuenta con el respaldo del INADEM y Primero Seguros, quienes han reconocido su liderazgo en innovación y compromiso con el desarrollo del país. Para conocer más visita: https://www.ubi-k.net

Si bien los robots autónomos, las carreteras inteligentes y el concreto que se cura por sí solo son algunas de las tecnologías que podríamos ver en la industria de la construcción en un futuro cercano, también es cierto que la impresión 3D y aplicaciones digitales ya son parte de nuestro día a día. Debemos sentirnos orgullosos que parte de estas nuevas tecnologías sean iniciativas mexicanas.

Last modified: 13 septiembre, 2019

Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.