El sentido del humor es un mecanismo de defensa bastante extraño que algunas personas poseen. Y hoy en día con el mundo del internet muchos lo usan para regalarnos sonrisas a través de un fenómeno cultural muy popular en estos años: los memes.

¿Los médicos van de la mano con la comedia?

No necesariamente, pero pareciera. Grandes expositores de esto se han convertido símbolos de este movimiento como el famosísimo Doctor Hunter Adams, que probablemente recuerdes en la interpretación que hizo Robin Williams de él en la película “Patch Adams”.

Hay famosos médicos escritores de todo tipo de obras a través de la historia como François Rabelais con su posiblemente más aclamada obra “Gargantua and Pantagruel”, o casos muy fáciles de identificar como el Doctor Ken Jeong, mejor conocido como el mafioso chino en la serie de películas de “¿Qué Pasó Ayer?”. Un médico convertido en actor… comediante para ser más exacto. Alguien que también tiene sus propios memes y gifs.

¿Qué es la comedia?

La comedia comienza en la Antigua Grecia donde la opinión pública era altamente influenciada por la sátira política que se practicaba en los teatros. Como género dramático trata de criticar un defecto o vicio de algún personaje a través de la ridiculización. 

Si uno presta atención, todas las comedias son un personaje padeciendo una serie de acontecimientos. Todos ríen en ella menos el personaje principal quien está pasando las de Caín. Por alguna razón el ser humano disfruta reír de la desgracia ajena.

Esto es un meme

Un meme se fundamenta en lo mismo. Por eso no es sorpresa que al momento en que una pandemia mundial azota nuestro país, la primera acción de respuesta en vez de ser una serie de medidas de prevención y salubridad herméticas, sea una buena sobrecarga de memes.

Una queja de cómo es que estamos tratando la situación, cómo la gente lo toma –y en ocasiones ni siquiera le importa–, y los dimes y diretes en todos los niveles del país. Eso son los memes.

El humor mexicano (no) es tan único

Por alguna razón como mexicanos estamos acostumbrados al hecho que en México siempre nos burlamos de las cosas malas que nos suceden. Creemos que somos los únicos en el mundo con este don que a su vez es una maldición. Pero todos los ciudadanos del mundo tienden a burlarse de sus propias nacionalidades quejándose de lo que hacen mal, e incluso bien. Quizá no somos tan únicos después de todo. Si eso es bueno o malo, ya depende de la percepción de cada quien.

La risa no lo cura todo

Si bien, la risa por sí misma no es la cura para la mayoría de las enfermedades, sí ayuda en los tratamientos al colocar en mejor disposición a los pacientes tanto psicológica como físicamente. Es una especie de terapia relajante. Impulsa el pensamiento positivo y esto tiene un impacto muy fuerte en nuestro cuerpo. Recordemos las sorprendentes palabras de el increíble Kalimán: “No hay fuerza más poderosa que la mente humana y quien domina la mente lo domina todo”.

Last modified: 20 abril, 2020

Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.