¿Recuerdas cuando te decían tus papas “no creas todo lo que ves en internet”, y ahora ellos se la pasan mensajeándote con cadenitas que dicen que Facebook empezará a cobrar así que debes enviar un texto a 10 contactos en WhatsApp para mantener tu cuenta gratuita? Noticias falsas o FAKE NEWS, como las conocen en el mundo globalizado donde al parecer todos hablan inglés, una maldición clásica ahora en el mundo digital.

Una de las mayores posibilidades que tenemos hoy en día, y que es un arma de doble filo, es que contamos con medios para transmitir información a través de la Tierra de manera inmediata y muy sencilla. Sin embargo, en esa descripción pareciera que no hay cabida para la veracidad. Muchas de las cosas que se transmiten no son ciertas.

La noticia falsa del día

No, ayer las Naciones Unidas no arrestó al doctor responsable de crear el Coronavirus, como muchas medios digitales están informando. El Dr. Charles Lieber fue arrestado en China desde enero, y su delito tiene que ver con fraudes y nanotecnología, no con el Coronavirus. Se observan incluso comentarios escritos por la población en general alegando que debe ser ejecutado por sus acciones; pero si toman una decisión tan repentina y sin información, le van a estar cortando la cabeza a personas que no son responsables de los actos imputados.

La gente que no discrimina

La discriminación es mala, en términos generales, pero aquí hablamos de sensatez. Discriminar información requiere analizar lo que se recibe y no suponer que todo es real sólo porque viene escrito o te lo contó una persona cercana aunque no sea experta en la materia. Es necesario hacer selección de los datos que recibimos con buen juicio, cotejarlo contra lo que sabemos o informarnos a través de diferentes medios fidedignos si no sabemos, antes de transmitir esas afirmaciones como verdades. 

La gente que inventa

Les voy a platicar algo sin entrar en tecnicismos muy a detalle, si una publicación se comparte muchas veces genera tráfico en línea. Este es, en resumidas cuentas, un mecanismo para generar dinero en internet. Principalmente a través de la venta de publicidad. Para muestra hace basta un botón. Recuerda cualquier nota interesante que hayas encontrado en Facebook y, al abrirla, antes de poder leerla te quejaste de tanto anuncio que se te apareció.

Este medio barato para hacer dinero es de las principales razones por las que muchos crean notas falsas. Por eso se hace hincapié en tener prudencia y criterio al compartir información. No solo puedes estar compartiendo información falsa, sino que alguien se está haciendo rico a expensas tuyas.

Hay otros tantos que anuncian promociones y descuentos apócrifos para extraer información personal, desde cuentas de Netflix hasta tarjetas de crédito. Estos literalmente te roban.

Hay páginas humorísticas

Como todos los medios, cine, televisión, radio, etcétera; también hay grupos digitales que se dedican a crear notas falsas, que son bastante obvias en realidad, con la finalidad de generar risas. Si un día lees una noticia que habla de eventos poco probables, cuyos personajes tienen nombres sacados del albur mexicano, y donde la mitad del texto que lees te hace reír a carcajadas; cuestiónate seriamente si es real lo que te están “informando”.

Curso Rápido para detectar notas falsas

Diría simplemente verifica la ortografía. Muchas de las notas falsas que se comparten se delatan a sí mismas ya que quien las escribió es una persona que sólo se preocupó por tomarle los pelos a la gente y no por redactar correctamente”. Y aunque mi afirmación está en lo correcto, muchas personas ni siquiera saben escribir correctamente. Hay diferencias entre “porque” y “por qué”; “ahí”, “ay” y “hay”; “que” y “qué”, y no podemos ignorar que las palabras “conciencia” y “consciencia” sí existen. Ambas. Pero hasta que el hispanohablante promedio no sepa distinguir todas estas cosas, no tiene caso mencionar lo de la ortografía.

Revisa las fuentes. Tienen más credibilidad páginas como CNN.com, BBC.com, que ElDeforma.com. Tienes que asegurarte que tu verdad viene de fuentes fidedignas.

Pregúntate si tiene sentido lo que estás leyendo. No precisas ser un académico, e incluso si lo eres, no puedes saberlo todo en el mundo. Alguna vez escuché una gran frase que me marcó: “No se trata de saber todas las respuestas, se trata de saber dónde buscarlas”. Si hay algún tema del que no eres experto tienes dos opciones: no compartir la información, o primero verificar que sea veraz.

En conclusión

Entiendo, van a leer esta nota y seguirán haciendo lo que gusten. Pero, si compartes información sin verificar, recuerda que tú eres el responsable del tormentoso mundo en que vivimos la próxima vez que te quieras quejar de algo.

Last modified: 7 abril, 2020

Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.