Si todo el mundo dice que el gran problema del COVID-19 no precisan ser los síntomas por sí mismos, sino más bien una aglomeración de personas que necesiten atención simultáneamente generando una insuficiencia en los ventiladores para atenderlos, y por ende repuntará en una alta en los fallecimientos…

¿Por qué se han muerto ya 20 personas en México? ¿Qué no hay 20 ventiladores en todo el país?

Una época moderna de información

Hay un gran contador mundial con el número de fallecidos por COVID-19, sin embargo, es extraordinariamente escasa la información sobre las características de las defunciones. Realmente nadie dice quiénes fallecen ni sus condiciones.

Lo sorprendente del caso, es que muchos nunca habíamos analizado a detalle la importante de estos datos, es decir, las características de las personas que lamentablemente han perecido a causa de la enfermedad, como lo son su edad, estados de inmunología, patologías respiratorias y demás condiciones crónicas, etcétera.

Hoy en día vivimos en la época de la información gracias a el Internet. Quizá en el s. XIV era complicado pasar datos fidedignos en tiempo real sobre la peste negra alrededor del mundo, pero en esos años la gente incluso creía que la tierra era plana… aunque hay algunos hoy en día que lo siguen creyéndolo.

Si se propagaran detalles sobre los afectados, aunque no deberíamos de bajar la guardia ante el virus, sí evitaríamos crear una psicosis tan grande alrededor de la situación. Uno no observa el valor de esos datos hasta que vive una pandemia. ¡Por favor! ¡Compartan información exacta!

Noticias falsas y amarillismo puro

Es importante difundir información fidedigna. No solo notas amarillistas con títulos sensacionalistas. Es más fácil vender un periódico con la portada “médicos italianos deciden quién vive y quién muere ante el COVID-19” que poner una lista detallada de los pacientes, sus condiciones médicas previas y actuales.

Con la información real y correspondiente, incluso podríamos definir que los médicos a quienes culpan de “escoger quienes van a vivir y morir por los tratamientos ” realmente ni siquiera están eligiendo. Puesto que si una persona vulnerable con todo y el tratamiento adecuado, su  ventilador funcional, y demás no está respondiendo positivamente y de todas formas fallece. Entonces quiere decir que no tiene caso tratarlo. Esto nos lleva a la priorización de pacientes.

Es aún más feo moralmente, pero médicamente es una realidad más simple: el médico no escoge a quién tratar para que sobreviva. Literalmente estaría tratando a la única persona que sí podría sobrevivir. Y ayudando a la buena despedida de los pacientes terminales.

Existe la denominada Clínica del dolor que es necesaria para ciertos pacientes en estado terminal. Hay enfermedades que aún no tiene cura, y aunque los médicos e investigadores trabajan sin descanso, si no es posible erradicar una enfermedad que afecta a un paciente, por lo menos centran algunos de sus esfuerzos en minimizar su sufrimiento. Podría sonar triste para algunos, pero es parte natural de la vida.

Pandemia ≠ Psicosis

Hay una razón por la que piensas en esa película de Alfred Hitchcock y no en la mítica caja de Pandora al escuchar la palabra psicosis. Y es que no son lo mismo, para nada.

Una pandemia es la afectación en una zona geográfica extensa de una enfermedad. Mientras que en este caso la psicosis es el terror infundado de manera irreal en dicha población.

Más allá del alcance dañino a la salud del 2019-nCoV, está la destrucción económica que trae, la degradación de la mentalidad colectiva, y el estrés. Si bien todo el mundo se está preocupando por encontrar una cura que por librar guerras mundiales, también está desgastando las ganas de la humanidad.

#QuédateEnCasa si puedes

Sí hay insuficiencia en equipamiento médico para atender a todos los ciudadanos al mismo tiempo, mas esto no es lo que los está matando. Porque al día de hoy no deja de ser una amenaza latente, pero que no se ha convertido en realidad. Sin embargo, las personas que han fallecido alrededor del mundo, incluyendo México, son parte de la población vulnerable.

¿Realmente es necesario cerrar todos los negocios? ¿Quién producirá si esto se da? Ningún gobierno del mundo puede mantener de manera indefinida a todos sus ciudadanos si se resguardan y dejan de producir. Hay que pensar más allá del miedo infundado, y comenzar a resolver cosas verdaderamente terroríficas.

Sabiendo esto, es necesario seguir tomando precauciones. Mientras que la mayoría de la población mexicana estará bien tras desatarse la última fase de contagios, muchos sí podrían morir. Recuerda que no estás protegiéndote a ti si eres fuerte y sano, pero puedes llevar la enfermedad a alguien débil y causar trágicas repercusiones. En medida de lo posible quédate en casa, atiende las indicaciones sanitarias, resguarda a los más vulnerables.

Last modified: 31 marzo, 2020

Comments

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.